Buscar en este blog

miércoles, 7 de octubre de 2015

Godzilla (2014) [Crítica]

El rescate de películas antiguas es también un clásico en el mundo del cine actual. Esa vez no solo rescataron una bestia de las más conocidas, si no que inventaron una nueva historia para ella, haciéndola pasar de un monstruo a un Dios. Godzilla originalmente de Japón, es un monstruo que arrasaba las ciudades, creando el caos y la destrucción allí por donde pisaban sus enormes patas. La película de 2014, dirigida por Gareth Edwards, nos ofrece una nueva visión de este enorme ser, transformado ahora por completo en una especie de protector.

"Gareth Edwards dirige este "reboot", que se sitúa antes en el tiempo que la película de 1998 dirigida por Roland Emmerich, que nos llevará a conocer los orígenes del famoso monstruo japonés gigante Godzilla. 

Protagonizada por Bryan Cranston, ganador del Globo de Oro por Breaking Bad, que da vida a Joe Brody un científico que descubre que algo terrible está a punto de suceder cuando una serie de tsunamis comienzan a llegar a las costas, anticipando la llegada de numerosos monstruos de gran tamaño mientras el ejército intenta defenderse en vano. 

Con un reparto de lujo que completan Aaron Taylor-Johnson (Los Vengadores: La era de Ultrón) y Elisabeth Olsen (Oldboy), la cinta nos hace reflexionar acerca de los peligros que puede suponer el progreso científico cuando se juega con la naturaleza." - Sensacine

Si bien estamos acostumbrados a ver a un monstruo que destroza las ciudades, esta vez, el no será el enemigo principal, si no que será tratado como un héroe, cuando extrañas criaturas comiencen a aparecer de la nada, a raíz de varios tsunamis. Incapaces de defenderse de estas enormes criaturas, solo les queda la oportunidad de que uno mayor consiga acabar con ellos. Godzilla, un ser que han intentado destruir los miliares en numerosas ocasiones es quien se ocupara de estos monstruos, ganándose así el respeto de los humanos que le persiguen continuamente para darle caza.

La última película de Godzilla fue estrenada en 1998, y pese a la gran diferencia de tamaño con el original, en esta historia, seguía siendo el “malo” al que había que derrotar a toda costa. En la nueva versión de 2014, el tamaño es algo mantenido del original, donde el monstruo medía más que un rascacielos. Sin embargo el tamaño parece variar de forma inconsciente a lo largo de toda la película, siendo esto un fallo bastante notable. En torno a la historia, es tan variada, y cambia tanto de lo que es originalmente Godzilla, que no parece ni siquiera una película sobre el monstruo japonés, sino un historia que simplemente comparte el nombre de la criatura. 

Generalmente es una película con escenas muy oscuras, por lo que en ocasiones cuesta saber qué es lo que está ocurriendo y no terminan de definir bien los hechos. El reparto sin embargo es bastante bueno, así como la banda sonora, capaz de poner los pelos de punta. Los efectos especiales es lo mejor de la película, pero esto no significa que puedan compensar la gran pérdida que sufre generalizadamente. Momentos espectaculares, batallas increíbles entre criaturas de prácticamente las misma dimensiones.... Godzilla ha pasado de ser el enemigo a ser quien pelea por salvar la ciudad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Web Hosting