Buscar en este blog

martes, 15 de septiembre de 2015

Everest [Crítica]

Impactante a la vez que emocionante, la aventura que nos muestra Everest es digna de mención y recordatorio de como la vida puede favorecer a unas personas más que a otras. El pico más alto del mundo, una montaña, donde la temperatura desciende, donde el cuerpo humano muere a medida que este asciende, buscando llegar al codicioso pico que les proporcionara no solo la fama, sino uno de los momentos más importantes en sus vidas.

Dirigida por Baltasar Kormákur y basada en una de las ascensiones más arriesgadas y trágicas de la historia, Everest es una muestra más de superación, de empeños en alcanzar los sueños que llevan persiguiéndose mucho tiempo, evasión por la familia, amor y cariño por los miembros que están por llegar… sentimentalista sería la palabra exacta para describir la película, pues si bien los efectos especiales están logrados hasta el realismo máximo, los sentimientos son lo que predomina en esta película, sintiéndose cada cual identificado con alguno de los personajes. Justa o injustamente, Everest demuestra que la vida es dura, y en ocasiones cruel con quien menos se lo merece.

Scott Fischer el excursionista jefe de la expedición es el primero de los protagonistas de esta película, ya que es su papel el que más importancia adquiere. Un hombre que cada vez que sube al Everest pone en sus manos no solo su propia vida si no también la de cada uno de los hombres que han decidido pagar por ser llevados hacia el pico más alto del mundo. Son historias realmente curiosas y conmovedoras las que se encuentran, como por ejemplo la historia de Yasuko Namba, una mujer japonesa que ha escalado los seis picos del mundo, y busca batir el récord de subir los siete picos del mundo. Para esta mujer, el simple hecho de poder llegar a la parte más alta del mundo es suficiente regalo incluso aunque no consiga descenderlo. Totalmente distinto es el caso de Beck Weathers, un médico a punto de divorciarse que lo que busca es evadirse y apartarse de su familia, para de esta forma hacer algo con lo que el mismo sentirse importante en la vida. Doug Hansen es otro escalador, que busca cumplir un reto que lleva intentando conseguir en dos ocasiones. Un hombre que busca le afán de superación, que se ha quedado en puertas mas de una vez y que esta vez está empeñado en conseguirlo.

Una película emocionante, que te deja con la intriga, deseando saber qué es lo que ocurrirá al final. – Palabras de Mario Aceña.

Hablando ahora de los efectos especiales, decir que la recreación de la montaña más peligrosa del mundo es brillante. Desconocemos en lo personal si está bien recreada, pero indudablemente el uso de la tecnología nos sumerge tan bien que las imágenes parecen reales y no tratadas de forma digital, que es sin embargo como están llevadas a cabo. Una montaña que tiene su propio clima, unos momentos que los efectos especiales consiguen ponernos los pelos de punta, y por ultimo una banda sonora que nos mantiene en constante tensión, pendientes, a la expectativa de saber qué es lo que ocurrirá con cada uno de los personajes que han tomado parte en esta expedición a muerte contra la montaña.

Left for dead. [SPOILER]

Left for dead, traducido al español como Dado por muerto es la novela en la que se ha basado gran parte de la película. Beck Weathers es el autor de dicha novela, un médico que buscaba evadirse de su familia, y que finalmente se dio cuenta de lo mucho que los necesitaba. Con sus dos manos perdidas, este hombre aprendió a valorar a su mujer, a la vez que esta entendió mejor a su marido, ya que hasta que no estuvo a punto de perderlo, ella no se dio cuenta de lo insignificantes que habían sido sus problemas. Cuando Beck es accidentalmente dado por muerto, este comienza a moverse por su propio pie, adquiriendo una fuerza de voluntad superior a lo visto. Este hombre, perdió sus dos manos y parte del rostro debido a la congelación que sufrió, y gracias a esto, pudo escribir su historia, contar lo que fue para el, uno de los viajes más difíciles que existen.

No es la misma suerte la de Scott Fischer, responsable de llevarlos al pico más alto del mundo. Un hombre que perdió la vida después de numerosas expediciones, dejando atrás a su mujer, embarazada de una niña. Cruel final para alguien que se merece algo más que arriesgar su vida continuamente. Es así como se rompe el circulo de preocupaciones en la película y se da paso a la tristeza más injusta que incluso llega a enfadar, ya que en los últimos momentos de sus vida, su mujer puede despedirse de él, dejándose ver que incluso sabiendo que Scott va a morir, ambos guardan una pequeña esperanza que se marchita cuando la voz de él se apaga. Esta tragedia sin embargo afecta a todos los componentes del campamento, pues Scott no es el único jefe de grupo que se ha perdió en la montaña. Incluso se dice que actualmente el cuerpo de este hombre yace perdido y congelado en el Everest.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Web Hosting