Buscar en este blog

jueves, 5 de abril de 2018

Especial Titanic,106 años en el pasado.

Creada en 1997 fue la primera película en usar efectos especiales con ordenador. Dirigida por el mítico James Cameron, director de otras películas de gran índole como terminator (1984), avatar (2009) fue un punto y aparte en la historia del cine. Basada en un suceso real con tintes ficticios, Titanic cuenta la historia romántica de dos jóvenes a bordo del mítico barco insumergible de la compañía RMS en su trágico primer y último viaje, su viaje inaugural entre Southampton y Nueva York. En el año 1912, los viajes por mar están en auge y la compañía White Star Line ha creado tres transatlánticos que rivalizan con sus competidores de Cunard Line (Lusitania y Mauritania): Titanic, Olimpic y Britannic (Del cual hablaremos en titanic 2).

La película comienza en el año 1996 donde un grupo de exploradores usan sus robots marinos para adentrarse en las profundidades del océano Atlántico Norte y encontrarse cara a cara con el Titanic, ese barco al que llamaron "el insumergible". Durante la exploración encuentran una caja fuerte donde creen que encontraran una joya conocida como El Corazón del Mar que perteneció a la corona de Luis XVI de Francia, pero allí no hay nada, solo un dibujo de una hermosa mujer desnuda. Dicho descubrimiento es anunciado en la televisión donde una anciana de 101 años, Rose Dawson Calvert (Gloria Stuart) lo ve y se comunica con ellos. Tiempo después en el barco reciben a la mujer que la toman por una mentirosa, hasta que ve la imagen y se desvela que es ella y empieza a narrar como lo vivió

Damos un salto enorme atrás en el tiempo y vemos a una jovencísima Rose DeWitt Bukater, interpretada por Kate Winslet, llegar al puerto. Ella es una mujer de clase alta que viaja a EEUU para casarse con un hombre de negocios, Caledon «Cal» Hockley (Billy Zane) y así salvar la economía familiar. Por otro lado, encontramos a la otra parte de la sociedad, Jack Dawson interpretado por Leonardo DiCaprio un muchacho sin recursos que en el poker gana un par de pasajes en tercera clase para él y su amigo con la esperanza de poder vivir el sueño americano y prosperar.

Todo el mundo se despide con gran entusiasmo, la prensa esta allí pues es el primer viaje de ese gran barco. En él viajan gente tan importante como el diseñador del barco Thomas Andrews (Victor Garber), Margaret «Molly» Brown (Kathy Bates) una mujer que hizo las américas y su marido encontró oro, la familia de Rose, la prensa y el famoso y veterano capitán Edward Smith que hará su último viaje antes de jubilarse. El viaje va viento en popa al punto de que aumentan la velocidad encendiendo más motores. Nadie espera lo que pasaría después.

Durante la cena Rose agobiada ante la idea de casarse con un hombre que no ama, huye hacia la zona trasera del barco con la firme intención de tirarse a las frías aguas, si antes las hélices no la matan (como bien le refiere Jack) pero en ese momento Jack aparece en escena para salvarle, haciendo que ambos mundos empiecen a mezclarse. Pepa ayuda al muchacho a parecer de la primera clase mientras Rose empieza a plantearse otras cosas

A la mañana siguiente, Jack y Rose se encuentran de nuevo en la cubierta y deciden caminar un rato mientras conversan y se conocen más. Él descubre las obligaciones a las que someten a la joven y ella que pinta sobre todo mujeres denudas. Durante la cena Jack se camufla bien con aquella sociedad, imitando y gesticulando al igual que ellos. Rose se sorprende de ello y de la elegancia con la que viste, gracias a Molly. Tras una "agradable" cena Jack se retira del comedor no sin antes darle en secreto a Rose una nota donde le pide encontrarse con él en el reloj de las escaleras del barco. La muchacha no tarda en reunirse con él que la lleva a tercera clase donde se vive una verdadera fiesta. Para mala suerte de la pareja, el mayordomo de Carl les espía informándole y provocando una pelea entre Rose y él, donde deja claro que es su prometido y debe dejar de ver a Jack

Al día siguiente, el 14 de abril de 1912 Rose evita a toda costa a Jack pero tras insistir consigue que Rose abra los ojos y se dé cuenta de su realidad. Aquí viene la mítica escena donde ambos se suben a la barandilla y parece que vuelan, que son libres y dueños de su propio destino, se besan. Ya de noche ambos van al camarote de Rose donde la pide que la pinte desnuda con solo el colgante "El corazón del mar". Jack acepta, un tanto nervioso al principio, y justo cuando termina su trabajo y ambos observan la imagen, el mayordomo llama a la joven desde afuera del camarote así que deciden escapar. Huyen por las distintas estancias y pasillos del barco hasta una bodega donde guardan coches, en uno de ellos hacen el amor con la escena del vapor en el cristal y la mano resbalando. Dos guardias los intentan pillar, pero vuelven a lograr escapar hasta la cubierta donde los vigías hacen su turno en busca de icebergs. Poco después, uno de ellos observa en la oscuridad una gran masa de hielo a pocos metros, por lo que hace sonar inmediatamente una campaña para advertir a los demás sin embargo no le da tiempo a virar y choca contra el tempano de hielo.

La brecha que se ha formado empieza a inundar los compartimentos de tercera clase. Ante la noticia de que el barco no durara más de dos horas en superficie, los tripulantes empiezan a repartir chalecos salvavidas y preparar los botes para mujeres y niños de primera clase. Jack y Rose van a avisar a Carl y a la madre de ella y en el transcurso el mayordomo de Carl introduce la joya en los bolsillos del joven de manera que puedan acusarle del robo. Su plan resulta exitoso y Jack es acusado de robo y llevado a un camarote con las manos esposadas

Al subir a la cubierta, Ruth y Molly se suben a un bote salvavidas, pero cuando le piden a Rose que suba también, la joven rehúsa y escapa. Los oficiales ordenan bajar el bote de Ruth y Molly, sin poder hacer nada para buscar a Rose siquiera. La joven corre por los camarotes hasta encontrarse con Andrews, a quien le pide ayuda para encontrar a Jack. Este le explica su ubicación no sin antes pedirle que se apresure a subirse a uno de los botes todavía disponibles. Le encuentra esposado a una gran tubería y no están las llaves por lo que corta con un hacha la cadena. En su regreso a cubierta se encuentran con una horrible realidad, han cerrado las puertas de tercera clase para que no se forme tumulto y la primera clase suba a los botes sin preocupación

Por fin subida en un bote Rose se da cuenta de que Jack no subirá a ninguno por lo que salta al barco pata volver a su lado. Ahí empieza una persecución por parte de Cal hacia los enamorados hasta que se queda sin balas. En ese mismo momento se entera de que le dejó, por descuido, el abrigo con el Corazón del Mar a Rose y ríe en forma sarcástica. Por tercera vez llegan a la cubierta cada vez más inclinada por el peso del barco hundiéndose. Además, ya no quedan más botes salvavidas así que buscan permanecer el mayor tiempo posible en el barco antes de su hundimiento total. Entre la multitud de pasajeros que intentan afanosamente llegar a la popa, Jack y Rose alcanzan las barandillas. Esta parte del barco llega a colocarse en posición totalmente vertical, por lo que la estructura no soporta el peso y el transatlántico se parte en dos. Tras esto, la proa se hunde, pero la popa se mantiene a flote unos minutos más, antes de hundirse también.

Cientos de personas quedan en el agua helada en medio de la noche. Molly intenta convencer de ir a buscar a los supervivientes pero el marinero se opone. Los gritos de auxilio al principio muy audibles se van apagando conforme pasa el tiempo. Mientras tanto, Jack y Rose nadan hasta llegar a un trozo de madera que flotaba por ahí, al cual intentan subirse, pero el peso de ambos provoca que la estructura se hunda (si, había sitio para dos pero se hundía). A pesar de que ambos creen que los botes regresarían a por ellos, el único bote que regresa no llega ahí sino hasta horas después, cuando Jack ha fallecido por hipotermia, al igual que la mayoría de los pasajeros. Logra avisar de donde esta gracias a un silbato.

Vuelven a 1996 donde la anciana Rose revela que solamente seis personas de las 1500 que no alcanzaron a subirse a un bote lograron ser rescatadas del agua, incluyéndola a ella. También habla de los minutos posteriores a su rescate, cuando la llevan junto a los demás supervivientes del naufragio a la cubierta del RMS Carpathia. Evita encontrarse con Cal y cuenta que fue de su vida, el cual se suicida tras la crisis económica. El barco llega finalmente a Nueva York y a pocos metros de la Estatua de la Libertad, Rose descubre el Corazón del Mar en uno de los bolsillos de su abrigo. Segundos más tarde, cuando un oficial le solicita su nombre para registrarla, se identifica a sí misma como Rose Dawson. El detalle de que aún tiene el diamante no lo revela.

De esta forma finaliza su relato y los miembros del barco que habían escuchado su anécdota se muestran emocionados y afectados. Para terminar magníficamente la película, vemos a Rose caminando hacia la cubierta del barco donde arroja al océano el Corazón del Mar y se retira a su camarote a dormir perdiéndose para siempre.

Antes de los créditos finales, se aprecia a la anciana Rose en su cama con los ojos cerrados y una serie de fotografías de ella en su juventud tras el desastre del Titanic. Segundos después, las tomas del barco hundido pasan a convertirse en el transatlántico remodelado tal cual había partido en su viaje inaugural, y se aprecia a Rose otra vez joven entrando por sus pasillos hasta llegar a las escaleras del reloj donde se encontraron y donde todos los que murieron la reciben, incluido Jack. Así termina la película.

El Titanic siempre creara expectación, desde gente que piense que no fue el Titanic sino su gemelo, hasta fuerzas oscuras las que hundieron el transanláctico e incluso una bomba por el oro que supuestamente llevaban de la deuda contraída con Estados unidos...

Se ha creado tal fascinación que tiene su propio museo y algunas veces se hacen exposiciones donde ponen un trozo del hielo donde impacto. Yo estuve en uno y conseguí un libro donde ves planos, cartas, etc

Para preservar su integridad y que no haya más robos, se ha declarado la zona de interés arqueológico protegidos por La Convención para la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático (UNESCO), así todos los recuerdos de aquellas 1514 que perdieron la vida en aquella fatídica noche puedan descansar.

Sea como sea el misterio del Titanic descansara a 3784 metros hasta el resto de sus días pues el barco se va deteriorando. Aunque el Titanic desaparezca siempre permanecerá la historia de las 2223 vidas que iban a bordo, gracias a la película Titanic.

Escrito  por Laura Rodríguez

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Web Hosting