Buscar en este blog

lunes, 23 de marzo de 2015

Chappie [Critica]

¿Cuál es el límite que no debemos alcanzar nunca? Yo diría que aquel en el que pasamos de ver y expresar conceptos lógicos y posibles, a aquellos que tratamos de forma desinteresada en lugar de compleja como debería ser. Con esto me refiero a la nueva película de Neill Blomkamp, Chappie, en la cual tenía puestas bastantes expectativas y he de decir que finalmente ha sido un poco decepcionante en varios aspectos. Es la tercera película que vemos de este año que trata el tema de la inteligencia artificial, recordemos la anterior, Exmachina y Autómata. De estas tres películas en las que el tema principal es el mismo, Chappie era de la que más esperaba, y sin embargo es la que más decepción me ha provocado.

Empezare analizándola sin hacer spoilers para que todos puedan leer una opinión general. Chappie nos cuanta la historia de un hombre que ha desarrollado un programa de inteligencia artificial que está ayudando y colaborando con la policía. Este hombre, quiere llegar más allá, quiere crear una máquina capaz de tener conciencia desde cero, un niño, como vemos en el tráiler. Por contrapartida, tenemos a un hombre que es partidario de la maquinaria dirigida siempre por una mente humana, lo cual choca demasiado con el joven científico y provoca problemas que desencadenan en los sucesos de la película.

En un principio, la película transcurre de forma lenta, con unos efectos especiales increíbles, pero que no salvan la decaída que va sufriendo la película. A lo largo de la misma, esta llega a un punto en el cual va subiendo ligeramente, hasta que finalmente estaba empezando a convencerme, sin embargo el final termino de echar todos los esfuerzos por la borda. Los personajes están muy bien llevados, pero en ocasiones se ve el exceso en alguno de ellos. La película tira más hacia la tragedia que hacia la acción o la diversión, provocando ciertas escenas no aptas para niños pequeños. Resumiría esto como la venta nuevamente de algo que luego no es lo que hemos visto en el tráiler.

Resumiré brevemente los personajes; Dev Patel como Deon nos muestra a un joven científico, en ocasiones obsesionado por conseguir lo que quiere, lo cual le lleva a meter la pata en más de una ocasión. Es un joven que en ocasiones también se muestra como el débil de la película, tratando de sacar fuerzas de donde no las hay. El final otorgado a este personaje es el problema en el que centro la decepción de la película. Hugh Jackman en el papel de Vincent nos muestra un hombre avaricioso, ex militar que quiere mostrar su fuerza por encima de los demás, obsesionado con que la inteligencia es algo que pondría en peligro a la raza humana, y que lo que se debe de hacer en controlar a la máquina mediante una mente humana. Sigourney Weaver es Michelle Bradley, la jefa de ambos personajes masculinos ya descritos. Esta mujer está a favor de los pensamientos de Vincent, sin embargo se ve obligada a declinar sus ofertas y poner en el mercado los robots de Deon, ya que es el sistema que se quiere emplear en las medidas de seguridad para proteger el país. Haré también una mención a Sharlto Copley que fue el encargado de ponerle la voz así como los movimientos a Chappie, el robot protagonista de esta historia.


La principal decepción de la película [ATENCIÓN SPOILERS] 
Entramos ya en esencia sobre el principal problema que bajo mi punto de vista contiene esta película. En numerosas ocasiones hemos contado con películas que trataban de la inteligencia artificial, pero nunca de la conciencia humana directamente. Esto son dos cosas muy distintas, la inteligencia artificial es algo que se ha ido desarrollando desde que existen las máquinas, con mayores o menores éxitos, sin embargo esta película trata también el tema de la conciencia humana. Y no solo eso, sino la teoría de que la conciencia se puede traspasar de un cuerpo a otro. Me explico con mayor claridad;

Tras verse en determinadas circunstancias, la máquina creada, Chappie, va tomando conciencia humana, en un cuerpo que poco a poco se está muriendo. La película nos plantea la posibilidad, y hecho finalmente de que la conciencia de Chappie se puede transmitir a otro cuerpo, y no solo con eso, la de su creador, Deon, un humano también. El desinterés con el que se trata este tema hace que el final de la película resulte en cierto modo incoherente. La conciencia humana es algo intangible, no son números, son la esencia de cada persona. Según esta película, podemos cambiar de cuerpo con la conciencia incluida. E aquí el problema donde erradica el principal fallo, de que la película sea finalmente una gran decepción para muchos.

Para resumir bien la película y todo lo referente a la misma es necesario contar lo redactado arriba, sin embargo como cosas buenas; también se destacan los efectos especiales así como la perfecta digitalización de los hechos, las escenas de explosiones y todo lo relacionado con los efectos. Los personajes, algunos flojean, pero no están mal del todo. Lo que lamentablemente ha fallado esta vez ha sido el guion de la película.

Artículos similares;    Autómata    Exmachina

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Web Hosting